La Tecnología: ¿Aliado o Contrincante del Docente de Inglés?

4
611

     Es innegable que todo desarrollo conlleva una fuerte demanda de cambios estructurales. Como se menciona en el artículo introductorio, es imperioso contar con docentes cuyas cualidades vayan acordes con las nuevas tendencias, así como aquellas que les permitan enfrentar los nuevos retos tales como los que la tecnología y la era digital nos presenta.
     Si bien es cierto que hay escasez de instituciones que ofrezcan una preparación adecuada a los docentes de inglés, también nos encontramos ante una idiosincrasia que no siempre fomenta la búsqueda de mejora profesional. Esto lamentablemente nos está llevando a un punto de quiebre del cual, tal vez, no podamos regresar con facilidad. Siendo dramáticos, podríamos decir que nos enfrentamos a un hoyo negro que nos absorberá a menos que nos preparemos a tiempo.
¿Cuál es ese hoyo negro?
     El uso de la tecnología. Ya no hablamos de ciencia ficción, ni siquiera podemos decir que en un futuro próximo tendremos algún problema. “Machine learning” es una realidad hoy. Este sistema es lo que ya se encuentra en nuestros celulares a través de diferentes aplicaciones que, en muchos casos, ni siquiera conllevan costo alguno para el usuario. Basta con aceptar, por ejemplo, que te bombardeen con publicidad mientras usas la aplicación y con eso puedes aprovechar las ventajas que te proporcionan que van desde traducir inmediatamente lo que quieras hasta enseñarte un idioma sin la colaboración de un docente.


     Más de uno hemos escuchado, visto y hasta usado los diferentes programas online para aprender un idioma. Muchos dicen que no es lo mismo que un docente, especialista en la enseñanza del idioma inglés, por ejemplo. Sin embargo, debo confesar que encontré fascinante descubrir que estos programas tienen todo o casi todo lo que uno necesitaría para aprender un idioma. Por ejemplo, cuentan con un sistema completo de ejercicios y tareas clasificadas por nivel de dificultad, monitorean el progreso del alumno en tiempo real ( los estudiantes no tienen que esperar a que el profesor les corrija el ejercicio), se adecúan a la necesidad del estudiante proveyéndole las herramientas, ejercicios etc. que le permitan lograr el objetivo trazado, le entregan retroalimentación inmediata de lo que está haciendo bien o mal, identificando los errores o malos entendidos que el estudiante tuvo en su proceso de aprendizaje y proveen una infinita variedad de actividades y ejercicios que mantienen motivado al aprendiz. Para cada aspecto del idioma, hay una infinidad de herramientas y en diferentes niveles. Por ejemplo, si quisieras practicar la pronunciación para mejorarla, ofrecen videos y audios, no sólo de cómo suena determinada palabra sino cómo se produce el sonido usando algunas partes del aparato fonador. Inclusive, existen herramientas que sirven para testear tu pronunciación cuando te piden hacer un dictado o grabar lo que quieras. Pareciera que los docentes de inglés seremos reemplazables, pero no sólo nuestra profesión se ve afectada. ¿Ya vieron la noticia de que en China ya hay un locutor de noticias de inteligencia artificial? Nuestro gran reto está en la punta de los dedos.
¿Qué hacemos?
     Es un hecho que nuestras limitaciones con la tecnología no deben restringir el aprendizaje de nuestros alumnos. Tampoco podemos seguir usando la tecnología moderna para hacer lo mismo que hacíamos antes de que existiera o usándola como si sólo fuera una tiza de un color novedoso.
     La tecnología y la era digital han llegado para democratizar el conocimiento. Esto es inminente. Sin embargo, ¿Es lo único que el alumno debe llevarse de una clase? ¿Es este conocimiento lo que empoderará a nuestros estudiantes para enfrentar aquellas situaciones, tareas y trabajos que todavía ni siquiera sabemos que existen? Sería estupendo que la enseñanza de un idioma vaya más allá de comunicar lo que pensamos en nuestra lengua natal, en otro idioma. Nuestros alumnos necesitan desarrollarse académica, social y emocionalmente. Ahí está nuestro aporte; pero para poder alcanzar ese punto debemos por lo menos dominar las mismas herramientas que ellos manejan con facilidad y así “hablar el mismo idioma.” Sólo así llegaremos a ellos.
     Nosotros, los docentes, podemos hacer una gran diferencia si además de empoderar a los alumnos con el aprendizaje de un idioma, pudiéramos contribuir al desarrollo de habilidades que incluyan la creatividad, la comunicación, la colaboración y el pensamiento crítico. Contextualizar el desarrollo de habilidades comunicativas del idioma que se enseña, en las habilidades mencionadas, no sólo ayudaría a que el aprendizaje sea aplicado, sino que éste lo prepare para las futuras situaciones que necesariamente el estudiante enfrentará.
     Y tú…
       ¿Crees que se pueda salvar la barrera que el uso de la tecnología representa?
       ¿Qué es lo que ya estamos haciendo que nos ayude a escapar del “hoyo negro”?

4 COMMENTS

  1. Hola Flor de María,
    Recuerdo cuando empecé a enseñar y tenía que usar una radio-grabadora, pesada por cierto, para las actividades de audio. De ahí recuerdo el uso de los VHS, luego DVDs en televisores muy grandes. Poco tiempo después llegó el boom del multimedia y la presentación en Power Point, Prezi, Powtoon y otros. Ahora también tenemos con nosotros las plataformas con inteligencia artificial que, como mencionas, pueden evaluar tu pronunciación y simular contigo una conversación.
    La tecnología y el uso de la misma va avanzando con el tiempo y no nos queda otra cosa que aprender de ella: “Si no puedes contra el enemigo, únete a él”. Sin embargo, el proceso de aprendizaje no sólo abarca el aspecto cognitivo, también abarca lo afectivo y creo que ninguna tecnología jamás podrá reemplazar este dominio. Considero que como tutores en este tipo de programas, nuestra misión es perfeccionar la producción de nuestros alumnos, enseñándoles a trabajar en sus habilidades blandas para utilizar el idioma de una mejor manera.
    En el lugar donde trabajo usaremos aulas virtuales al 100% muy pronto por lo que será un reto lograr que nuestros alumnos tomen las riendas de su trabajo autónomo y que sepan organizarse. Ahí estaremos nosotros para guiarlos.

    • Hola Ana,
      Gracias por tus alcances.
      Es increible cómo nuestras herramientas de trabajo han ido cambiando, ¿verdad? Totalmente de acuerdo contigo, el campo afectivo todavía nos pertenece y por ende es la “herramienta” que nos permitirá enfrentar este reto. ¡Felicitaciones por las aulas virtuales! Es bueno saber que la propuesta de innovación viene también de parte de la institución donde trabajas. Esto facilitará la integración a su sistema educativo. 🙂

  2. The biggest gap in the ELT field is that institutions are not specializing but targeting all kinds of customers in a very aggressive and competitive market to capture the biggest number of clients possible. It has become mainly commercial rather than academic. This commercial behavior has made teachers lose focus and only concentrate on “teaching English” and as you accurately pointed out, a language goes beyond the obvious, a language helps to communicate in different fields, to negotiate, to integrate, to persuade, to learn, to grow professionally, to expand horizons, to find love, to travel safely, among many other areas. Are institutions involved in specialization? are institutions working on creating their own methods to solve specific problems? Technology is here to stay and to be used as a complement in language learning, ELT teachers and institutions have stayed in the past, still using the same book to teach the different clients they have and using the same teachers with no other background or area of expertise than being an English teacher, who unfortunately are incapable of innovating in a traditional class, so can you imagine how capable they are when it comes to using tech?

    • I see you your point Carlos. It´s a fact that we have to accept and start working on that. It is time to begin making changes anywhere we are.
      If we become part of the renovation and help others to find the route, we will surely evolve. Thanks for sharing your views.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here