La pronunciación del inglés y del español:
Todo está en conocer las diferencias
fonológicas entre ambos idiomas

0
6137

Los niños muestran una notable facilidad para lograr una adecuada pronunciación en una lengua extranjera. Sin embargo, esta facilidad no es común en el aprendiente adulto quien requiere poner un esfuerzo consciente para lograr una adecuada pronunciación que le permita comunicarse con soltura. Lamentablemente muchas de las técnicas metodológicas empleadas para trabajar esta área no son del todo efectivas, como es el caso de las tediosas repeticiones de sonidos o palabras dentro o fuera de clase. Si bien el lograr una buena pronunciación en una lengua extranjera depende en parte de la habilidad personal del alumno, como docentes podemos hacer que el trabajo en pronunciación sea un proceso efectivo y amigable para nuestros alumnos.

Un proceso de tres pasos

En la enseñanza de lenguas extranjeras, nuestros alumnos adultos pueden mejorar su pronunciación si en nuestras clases seguimos tres pasos fundamentales los cuales pueden darse en tres lecciones consecutivas, a fin de no hacer los tres pasos en una misma lección, con prácticas que no requieren más de quince minutos.

El primer paso consiste en brindar una explicación clara, simple y precisa sobre las diferencias que se dan entre la lengua materna de los alumnos (L1) y la lengua a aprender (L2) únicamente sobre el punto de pronunciación que se trabajará. Por ejemplo, en la producción de vocales en el idioma inglés es imprescindible enseñarles a los alumnos desde un inicio, aquellos fonemas vocálicos que no se dan en el idioma español y brindarles palabras claves en inglés que ejemplifiquen los nuevos sonidos y sean de fácil recordación. Cuando el alumno comprende lo que ocurre en la L2, recién ahí puede ser expuesto a la   escucha de palabras, frases y oraciones que contengan el nuevo sonido (paso No. 2). Es interesante observar que después de que el alumno ha recibido información de las características y producción del nuevo sonido, su habilidad para percibirlo en mensajes orales aumenta notablemente. Igualmente, importante es considerar que únicamente cuando el alumno(a) logra percibir y discriminar el nuevo sonido, podemos proceder a practicar su producción (paso 3).

¿Cuáles son las mayores dificultades de alumnos adultos hispanohablantes al trabajar en la pronunciación del inglés?                                             

En lo que respecta a la pronunciación de las vocales inglesas en alumnos hispanohablantes no es tanto la producción de los sonidos en sí sino el desconocimiento del proceso fonológico de reducción de vocales propio del idioma inglés.  Es necesario por lo tanto mostrarles a los alumnos el rol del acento primario en la reducción de vocales y el consiguiente uso de la vocal más recurrente en el idioma inglés, la vocal Schwa /ə/. Si el alumno adulto no tiene una información clara de la regla fonológica a aplicarse, no logrará pronunciar de manera adecuada palabras como “lemon” la cual será pronunciada con una marcada interferencia de la lengua materna, en este caso el idioma español, pronunciándose como /ˡlɛmɔn/en vez de /ˡlɛmən/ sin reducir la segunda vocal a /ə/ como ocurre en el idioma inglés.

Otra dificultad importante proviene de la separación que hemos hecho en nuestra práctica metodológica de obviar la enseñanza del componente fonológico de una determinada estructura gramatical. Por ejemplo, podemos observar la dificultad que muestran algunos alumnos en la pronunciación del pasado simple de los   verbos regulares o de la pronunciación de los fonemas /s/ o /z/ o /-Iz/ en la formación de plurales, posesivos, contracciones. Comúnmente ocurre que los alumnos reciben listas que agrupan a verbos en tres categorías de acuerdo con la pronunciación del fonema indicador de pasado simple /-t/, /-d/, /-Id/. Sin embargo, mucho más provechoso que inducir a la memorización sería aprender sobre la clasificación de sonidos en sordos y sonoros y la influencia que tiene un sonido en el sonido contiguo.

Otro tema a corregir en nuestra metodología es la omisión de la enseñanza de las reglas fonológicas empleadas para la unión de palabras o frases. La falta de conocimiento de esta regla fonológica afecta el desarrollo de la comprensión auditiva como se puede ver en la pronunciación de la frase “come in”. Cuando el alumno adulto no ha sido informado de la unión de palabras, pronunciará esta frase como si consistiera de dos palabras en vez de unir ambas como se da naturalmente en la expresión oral. De hecho, la frase “come in” se pronuncia como /kəˡmɪn/ debido a la unión del sonido consonántico final /m/y la vocal inicial/i/. Cabe resaltar entonces que si el alumno adulto desconoce esta regla fonológica del inglés (paso1) le será difícil captar la frase cuando es usada naturalmente en una conversación (paso 2) porque mentalmente está esperando una pequeña pausa entre las dos palabras, lo que afectará su comprensión auditiva. Por lo tanto, al no haberse llevado a cabo los dos primeros pasos, tendrá dificultad es pronunciarlos con naturalidad (paso3).

¿Por dónde empezar?

El primer punto a trabajar con nuestros alumnos es la adquisición de los patrones de ritmo y entonación del idioma inglés. De hecho, una parte de los problemas de pronunciación de nuestros alumnos es el comunicarse en el idioma inglés con patrones de entonación propios del idioma español.

Es imprescindible que el docente tenga un claro conocimiento de las principales diferencias entre los sistemas fonológicos del inglés y del español. Sin este conocimiento podemos reducir la enseñanza de la pronunciación a la práctica de sonidos vocálicos y consonánticos sin presentarles a los alumnos puntos tan importantes como   patrones de entonación, ritmo, acentuación, reducción de vocales, asimilación de sonidos y unión de palabras y frases tan característicos de la comunicación oral los cuales se representan en importantes reglas fonológicas. El desconocimiento de las mencionadas reglas puede llevar al alumno a creer que en el idioma inglés la pronunciación de sonidos se da siempre de la misma manera sin considerar como se relacionan y afectan los sonidos entre sí, lo cual impactará negativamente no solamente en su expresión oral sino en el desarrollo de la comprensión auditiva.

Estimated reading time: 5 minutes, 27 seconds

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here